El libro de nuestro club
6 junio, 2019
El Gobernador Omar Gutiérrez visitó nuestro club
19 septiembre, 2019

Sí, mi capitana!

Sí, mi capitana!

Valentina Artigas tiene apenas 16 años y es una de las deportistas más destacadas de #nuestroclub. Juega al básquet desde que tiene uso de razón, es parte del seleccionado femenino de básquet de la provincia de Neuquén y tiene una destreza única para esta disciplina, que la hace ser una de las mejores jugadoras de la región. Fue la primera jugadora mujer en sumarse a esta disciplina en el club.

¿Cómo llegaste a este deporte y a qué edad?

Cuando era chica éramos socios del club. Además, mi mamá jugaba al básquet entonces cuando abrió la escuelita me propuso probar y así empecé. En ese momento era un deporte mixto hasta que vino el profe Diego Lamuedra y arrancó con el básquete femenino. Desde los 6 años hasta hoy, siempre jugué en El Biguá.

¿Cómo llegaste a la selección de la provincia?

Mi primera pre-selección fue en 2015 para un Argentino U14. Me acuerdo que tenía 12 años y cumplía los 13 durante el torneo. Del Club me citaron a mí y después a otras chicas de Pacífico y Polttier. Estaba re tímida porque era mi primera pre-selcción, no conocía a las otras chicas, pero en los entrenamientos empecé a conocer a mis compañeras. Era otro ritmo de juego, al que yo no estaba acostumbrada. Y cuando me dijeron que había quedado, empecé

Desde los 6 años que entrenás en el Club. Ya es como tu segunda casa. ¿Qué avances viste en este tiempo en relación a esta disciplina deportiva?

Sí, paso más tiempo acá que en otro lado (risas). Estoy muy agradecida de que nos hayan dado un espacio. Antes el (básquet) femenino no tenía mucho espacio, entrenábamos una sola vez, una hora y éramos muy pocas. Pero de a poco, el Club fue teniendo más confianza en nosotras. Fuimos sumando nuevas jugadoras, clasificando a semifinales, finales, ganamos un campeonato, fuimos a un argentino de clubes. Entonces está bueno que el Club haya confiado en nosotras porque demostramos que nosotras podemos.

¿Qué te hace sentir ser capitana del equipo de El Biguá?

En realidad, es más que nada para hablar si hay algún problema, ser como un intermedio entre jugadoras y entrenador porque en el equipo tratamos de ser todas referentes, toda tenemos incidencia en el equipo y todas aportamos nuestro granito de arena. Y sí es un honor que depositen esa confianza en mí pero creo que todas tenemos mucha responsabilidad en este equipo.

¿Cuál es tu fuerte en el juego?

Siempre fui muy alta y las altas tienden a jugar debajo del aro nada más pero mi entrenador vio que yo tenía otras condiciones, que a pesar de que soy más alta que mi defensora o un poco más lenta por mi contextura física, puedo tener la capacidad de recibir y atacar el aro. Me entrenó para poder jugar de alera, poder correr, tirar al aro, poder penetrar. Tener esa confianza en mí me ayudó a mejorar en esas capacidades que yo pensé que no tenía por ser alta. Y ahora estoy acostumbrada a jugar de alera. Y también con la experiencia, con la selección, con los partidos aprender a no frustrarte, a decir “bueno ya está, perdí la bola pero ahora voy y la recupero”.

¿Cómo es tu vida deportiva?

Al año hay 3 o 4 torneos entonces entreno mucho en el Club y también con el seleccionado. El año pasado estuve en mi primera selección de 19 que fue para los juegos de la Araucanía. Y Este año empecé a entrenar con el equipo del Club los lunes, miércoles y viernes. Los martes y jueves trato de ir al gimnasio. En la semana casi siempre estoy haciendo algo vinculado al deporte.

¿Qué es lo que más te gusta de practicar un deporte?

Creo que es el equipo, tener buena relación con ellas, con mi entrenador. No me gustaría tanto si no me llevara tan bien con mis compañeras. Además, es un deporte en el que me siento bien. Cuando estoy estresada con la escuela o pensando en otra cosa que me tiene mal, es como algo que me da paz, me despeja. Vengo a entrenar y me olvido de todo por un rato.

¿Qué crees que la mujer le aporta a este deporte?

La mujer si se pone un objetivo lo puede logar. La mujer entrena más horas porque quiere ser mejor. Ante se pensaba que la mujer era más débil o que no tenía tanta fuerza pero todo se entrena. Podemos ser fuertes. Como que somos más perfeccionistas y si nos dicen que podemos ser mejores, lo vamos a ser. La mujer quiere ser siempre mejor.

El trabajo del entrenador es, justamente, sacar lo menor de ustedes. ¿Cómo te llevás con eso?

A Diego lo conozco desde que tengo 11 años. Hay mucha confianza, dentro y fuera de la cancha y siempre está cerca de mí. Y en lo técnico, está muy bien capacitado. El fue jugador entonces nos entiende, entiende que podemos errar y frustrarnos pero siempre trata de sacarnos adelante. Los entrenamientos son exigentes pero siempre son dinámicos, siempre nos enseña cosas nuevas, hacer sistemas nuevos. Mejora nuestro juego, siempre.

¿Cómo te ves en el futuro?

Ahora mis objetivos son la selección de Neuquén, seguir mejorando mi juego, mi técnica y mi capacidad física. Y en un futuro me gustaría irme a estudiar algo relacionado con la psicopedagogía a Córdoba o Buenos Aires y ahí seguir jugando en algún club. Y bueno, me encantaría llegar a la liga, y si logro una convocatoria para la pre-selección, mejor.

Desde que practica este deporte, Valentina está en la cresta de la ola. Tiene una gran capacidad física, tiene una gran agudeza mental pero, por sobre todas las cosas, tiene la sencillez de los grandes y en su futuro hay muy buenas perspectivas.

Básquet Femenino en #nuestroclub

La actividad de básquet femenino en El Biguá, comenzó en el año 2010 con un grupo de primera división tan sólido que salió campeón del Torneo de la Federación de Neuquén en 2012, 2013 y 2014. A través de estos logros, de estos títulos y del reconocimiento del Club, la disciplina siguió creciendo. Hoy, después de 10 años cuenta con un muy nutrido “minibasquet”, con casi 40 niñas que practican el deporte. Y también cuenta con U13, U 15, U17 y primera división. Hace 3 años que todas las categorías de formativas participan en las principales competiciones regionales y nacionales de clubes y con buenos rendimientos.

Diego Lamuedra es el entrenador y coordinador de básquet femenino de El Biguá desde sus comienzos y asegura que “desde ese entonces nuestro objetivo es masificar la actividad y que más niñas y mujeres la elijan y poder lograr jugadoras íntegramente formadas en el Biguá y que defiendan los colores del club”.

Hoy, el básquet femenino de nuestro club es de primera, pero este entregador, no deja de confiar que de aquí a unos años, con jugadoras formadas en el club, podrán competir en torneos de primera a nivel nacional.

“Valentina fue la primera jugadora mujer en sumarse a esta disciplina en el club. Cuando empezó, en su primer año jugaba con varones hasta que pudimos armar el equipo de básquet femenino. Tiene un potencial muy grande. Una de las mayores virtudes que tiene es su biotipo con palancas muy largas y una altura interesante que creo que fue un acierto en todos estos años, no encasillarla y hacerla jugar de bajo del aro, lo cual la hace más versátil. Tiene un lanzamiento de 3 puntos muy bueno, puede romper con ambas manos y puede jugar en el poste bajo o en la zona pintada con muy buenos fundamentos. Lo cual la hace una jugadora muy completa con una proyección y potencial interesantes”. Diego Lamuedra, coordinador Básquet Femenino.

Charlemos!
Podemos ayudarte?
Hola!
En qué podemos ayudarte hoy?