Nuestro Club es EL LUGAR
11 febrero, 2021
Boti Santángelo, el nuevo entrenador de lujo de El Biguá
15 marzo, 2021

Aníbal Fernández, referente nacional de canotaje y profe de nuestro club

Fue instructor de canotaje en distintos clubes de la ribera neuquina, fue entrenador de dos selecciones juveniles tanto de chile como en argentina; nunca dejó de entrenarse y entrenar a los demás. Hoy es un referente nacional en este deporte y además, es el profe de canotaje de nuestro club.  

El Biguá es un club que reúne condiciones excepcionales para la práctica del canotaje. No sólo porque está ubicado en la ribera de uno de los brazos del río Limay sino porque, además, ofrece instalaciones adecuadas y condiciones ideales para esta disciplina.

Aníbal Fernández es el profe de canotaje de nuestro club, un remero con amplia experiencia en este deporte, que acumula varios títulos deportivos y que ejerce la formación de sus alumnos con gran pasión.

“Remo desde los 13 años. A los 15 corrí mi primera Regata Internacional del Río Negro y a los 16 la gané. Ahí comencé formalmente a ser corredor” recuerda Aníbal de sus inicios, a pocos días de haber participado de la tradicional competencia con el equipo Máster de canotaje de El Biguá.

“Soy neuquino y me crié a dos cuadras del río. Con mis amigos, lo único que nos interesaba era ir al río, el agua y las canoas, estábamos todo el día en el río. Un día fuimos al Balneario Municipal y vimos una competencia y nos encantó; otro día nos invitaron a remar y ahí empezamos a practicar. Fue una experiencia muy linda porque siempre veíamos de afuera a los que remaban”, reflexiona sobre su amor por el remo.

Luego de concluir el colegio secundario, Aníbal se dedicó exclusivamente a perfeccionar su técnica. Entrenó en dos clubes de la localidad bonaerense de Tigre, en el Club De Regatas La Marina y en el Club de Regatas Hispano Argentino. A los 18 años ya era instructor y entrenador e integraba el equipo nacional de canotaje. También se recibió de guardavidas y fue entrenador del seleccionado argentino juvenil de remo y del equipo nacional juvenil de Chile.

Toda esa experiencia, y el hecho de que nunca dejó de entrenar, lo llevaron a lograr varios triunfos deportivos en su carrera. “Con el equipo argentino fui a correr a todos lados. Salí Campeón Argentino de Máster K1 en San Pedro (Buenos Aires) en el año 91. También he corrido en velocidad también, y con Sergio Mangín (palista olímpico neuquino) salimos subcampeones argentinos de 500 metros”, relata.

Luego de dejar de entrenar seleccionados, Aníbal regresó a su ciudad natal. Ya instalado en Neuquén, trabajó siempre ligado al deporte, fue entrenador en distintos clubes de la ribera neuquina y formó parte del equipo que dio inicio al canotaje en El Biguá. “Recuerdo los primeros años, cuando El Biguá arranca con el canotaje. Sergio (Mangín) recién llegaba de las olimpiadas y arrancamos con la escuelita acá en El Biguá”, rememora Aníbal con orgullo y alegría.

Muchos años después de aquel momento, hoy Aníbal vuelve a estar a cargo de la Escuela de Canotaje del Biguá, ofreciendo al público la práctica recreativa y también competitiva de este deporte. “Es un club muy completo que para practicar este tipo de deportes. Estamos a un paso del río, tenemos los botes al lado, hay disponibilidad de materiales, el predio, el espacio; el club nos brinda todo eso y tenemos que aprovecharlo”.

Para Aníbal lo más lindo del canotaje, tanto para él como para la gente que se acera al club para practicar este deporte, es que remar es como “una descarga” dice, un remanso en medio de la rutina que permite conocer rincones hermosos del Limay que de otra forma, sería imposible conocer.

Charlemos!
Podemos ayudarte?
Hola!
En qué podemos ayudarte hoy?