Boti Santángelo, el nuevo entrenador de lujo de El Biguá
15 marzo, 2021

 

Ya no es una promesa deportiva, Lautaro Labrín es una impresionante realidad del canotaje local.

Ama esta disciplina deportiva, no sólo porque lo lleva en la genética (es hijo de uno de los mejores palistas del Alto Valle), sino porque además creció con la mirada puesta en el Limay y en su atrapante magnetismo. 

Foto: Lautaro Labrín entrenando en El Biguá.

“Empecé a remar a los 6 años, era muy chiquito. Y siempre  jugué con el canotaje, era divertido compartir con amigos. No era algo competitivo hasta que empecé a viajar y le empecé a agarrar el gusto a la competencia. Siempre hice otros deportes a la vez, pero finalmente me quedé en el deporte familiar”, reflexiona.

Hoy, tiene 20 años, forma parte del equipo de canotaje de El Biguá. Actualmente está instalado en la ciudad de Viedma entrenando junto al entrenador viedmense, Daniel Martinovich (quien fue entrenador nacional y preparó a atletas olímpicos como Javier Correa). Allí, el joven palista se prepara con un claro objetivo: integrar el equipo nacional de canotaje para poder participar de los próximos Juegos Panamericanos en Cali 2021.

Pero antes, en el mes de Abril, debe pasar por un selectivo para poder conformar el equipo nacional. “Ahí se van a seleccionar un montón de chicos. Mi idea es conformar el equipo nacional y quedarme ahí todo lo que pueda”, asegura Lautaro. 

“Participé en la Regata Internacional del Río Negro que es algo muy importante para mí y para mi provincia. También en campeonatos nacionales. Mi primer selectivo de maratón fue en Neuquén y quedé en tercer lugar, y mi primer selectivo de velocidad junior fue en Escobar (Buenos Aires) y salí séptimo en la general. Esas fueron las tres competencias más importantes para mí porque ahí empecé a conocer el ambiente del canotaje, empecé a viajar a los 16 años y eso me abrió la cabeza”, cuenta.  

Sobre el joven atleta 

Lautaro es neuquino, nacido y criado. Su padre es Juan Labrín, el mejor palista neuquino de la historia, referente del canotaje nacional. “Siempre estuve conectado con el río, desde niño, más que nada por mi viejo. Él fue el primer deportista olímpico de la provincia, integró muchos años el equipo nacional de velocidad y tiene muchos panamericanos. El me incentiva mucho a seguir en esto”, relata.

Este joven deportista, que representa a la camiseta de nuestro club a nivel nacional, asegura que le apasiona entrenar en nuestro club: “En El Biguá estoy desde los 14 años, y la comodidad que tengo ahí, de poder llegar, sacar mi bote y meterme al agua sin problemas es lo que más me gusta. Además, hay un lindo ambiente en el canotaje y la comisión directiva me da una mano grande para poder crecer en este deporte”, asegura. 

“Estoy muy agradecido al club y por eso también voy a elegir siempre estar en El Biguá, porque es un club que me da una gran mano desde que soy chiquito”, concluyó esta joven realidad de nuestro club, que sigue los pasos de su papá en una disciplina deportiva que ama.

Charlemos!
Podemos ayudarte?
Hola!
En qué podemos ayudarte hoy?