Reservá tu cancha de tenis desde la Sede Virtual
12 octubre, 2021
Inscripciones abiertas para la Escuela Deportiva de Verano de El Biguá
9 noviembre, 2021

 

Nuestro joven deportista fue pre seleccionado para la selección nacional de básquet silencioso  

“Me encanta el básquet, es lo que amo, me ha sacado de buenas y malas” 

 

El es Jeremías Paponi, tiene 20 años y juega al básquet desde los 12. Actualmente, y porque el entrenamiento se lo demanda, vive en Neuquén, pero es oriundo de Centenario, ciudad en la que comenzó a dar sus primeros pasos en este deporte, en el club ADC.

Luego vivir en Córdoba, donde había comenzado la carrera de Educación Física, decidió regresar a Neuquén con el claro objetivo de dedicarse de lleno al básquet.

Hoy entrena en el equipo masculino de primera de Básquet de El Biguá y hace unos días recibió una gran noticia que confirmó todo lo que sospechaba: si hay esfuerzo, hay resultados.

Jeremías fue convocado por la Federación Argentina de Básquetbol Silencioso, a la concentración de la Pre Selección Argentina para integrar el equipo Nacional de básquet para Sordos. En unos días viajará a la ciudad de Reconquista (Santa Fe) donde pasará 4 días de campus de pre selección argentina (del 22 al 26 de noviembre) para participar de las sordoolimpiadas Brasil 2022, que serán en mayo de 2022. Los siguientes 3 días participará del Torneo Nacional de Clubes de Sordos, como miembro del equipo del Club de la Plata. Y, como si fuera poco, luego habrá dos convocatorias más donde quedarán los jugadores de selección 3×3 para participar del Mundial de Israel en noviembre 2022.

 

¿Cómo te contactaron para hacerte llegar esta convocatoria?

Gastón Pedalino, que es el coordinador deportivo de El Biguá, y se comunicó con Marcos Raffin, uno de los jugadores de selección, para contactarse con el presidente de la Federación Argentina de Básquet Silencioso y enviamos algunos videos míos de jugadas, entrenando, etc. Y así me vieron y es como llegó la convocatoria. Por eso quiero agradecer a los chicos del club, al coordinador, a los entrenadores, preparadores físicos por darme esta oportunidad.

¿Cómo viviste la convocatoria a la pre selección?

La verdad que no caía y fue hermoso porque la constancia da resultados. Desde que me enteré de esta convocatoria lo tomo como un trabajo, algo profesional. Empecé a balancear los alimentos, a entrenar todo el día, lunes, miércoles y viernes, a la mañana, a la tarde y a la noche, y martes y jueves lo complemento con gimnasio. Y es algo muy lindo y más si la meta es ir a las olimpiadas o el mundial. Estoy muy feliz, orgulloso, y para mi familia también es muy importante.

¿Y cuáles son tus expectativas sobre el pre seleccionado en Reconquista donde vas a tener que compartir con otros chicos, integrarte, armar equipo?

Mi sueño o meta es poder quedar porque eso abre muchas oportunidades para jugar. Por eso, voy con la mejor energía y con el objetivo de enfocarme, de conocer a los jugadores y técnico para generar buena química con el equipo, algo muy importante porque este es un deporte colectivo.

 

¿Qué te gusta del club Biguá y de la propuesta de básquet?

Me gusta jugar acá porque noto que son todos unidos, son equipo. Y los profes, gracias a ellos tuve esta oportunidad, y supieron enfocarse en los errores para poder corregir y mejorar. Además, el club es re lindo, tiene un gran parque. Me gusta mucho.

¿Cuál es tu fuerte dentro de la cancha?

Siempre me gustó jugar de dos, acompañar al base. Y mi fuerte es la zurda y podría decir que mi jugada preferida es el tiro de dos. Y también me gusta mucho defender y acompañar al equipo desde mi puesto.

¿Qué aptitudes creés que tuviste que desarrollar más que otros, por el hecho de no escuchar?

Yo escucho 30% del lado derecho y 40% del lado izquierdo, se llama hipoacusia bilateral y con los años tuve que desarrollar mucho la concentración. De hecho, hoy en día cuando estoy dentro de la cancha, me concentro mejor sin usar los audífonos porque a veces el ruido ambiente, la pelota,  la gente, los técnicos, todo ese ruido me satura los oídos. Pero creo que en la Selección para sordos no se usan los audífonos entonces no lo veo como un problema, sino al contrario, como un peso menos porque no usarlos me ayuda a concretarme mejor y a mayor concentración, mayor es la energía que le pones al juego.

 

¿Qué pensás de acá al futuro? Este es un deporte amateur por ahora pero ¿te imaginas viajando a  Buenos Aires, ser parte del seleccionado?

Me encanta el básquet, es lo que amo, me ha sacado de buenas y malas y me encantaría poder dedicarme al básquet de sordos. Por eso estoy trabajando a full, porque se que, si se me da la posibilidad, voy a estar preparado. Constancia, más trabajo, es igual a resultados, es lo que pienso.

¿Qué le dirías a otros chicos sordos o con alguna discapacidad, que creen que no pueden?

Que sigan confiando en ellos mismos, que hagan lo que les gusta y que entrenen mucho porque el momento se les va a dar, tarde o temprano. Hay que pensar que se puede, hay que ser buenas personas y hacer las cosas de corazón. Un pensamiento lleva a un sentimiento y ese sentimiento lleva a moverte, a una acción. Por eso yo nunca le aflojé y hoy se me da esta oportunidad en Santa Fe. Tener autoconfianza, es el mejor consejo que podría darles y que todo se puede lograr si uno lo quiere.

Jeremías, no se despide sin antes agradecer al club, a los profes que lo ayudan, a sus amigos y especialmente a su familia. A su vieja que falleció en 2015, pero que siempre está con el; a su abuela que le cocina rico y saludable para que esté en forma; a su hermana que lo hizo tío de dos niños hermosos, y a la vida, por tener la fortuna de poder hacer lo que le gusta.

Charlemos!
Podemos ayudarte?
Hola!
En qué podemos ayudarte hoy?